El Estudio asume el compromiso frente a sus abogados de admitir como socios a aquellos abogados que hayan cumplido en forma consistente los objetivos y aptitudes requeridas para acceder a esta instancia, que gocen de respeto y aprecio dentro de la firma y que se encuentren identificados con los valores y la cultura del Estudio.